Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Internet MediaLab Complutense | February 19, 2018

Scroll to top

Top

Rigth now get betting bonus from bookmakers
Hay un comentario

Fátima Martínez: “Si las nuevas tecnologías te ayudan a contar buenas historias, adelante”.

Fátima Martínez: “Si las nuevas tecnologías te ayudan a contar buenas historias, adelante”.

¿Qué herramientas digitales debe conocer un periodista? ¿Qué Apps debería llevar en su móvil un reportero? ¿Hacia dónde va el futuro de los medios? ¿Por qué estudiar periodismo? Seguimos con Fátima Martínez en la segunda parte de la entrevista concedida a Internet MediaLab. 

La semana pasada estuvimos hablando con Fátima Martínez sobre algoritmos, periodismo ciudadano, Google y Facebook, BuzzFeed y blogs. Si todavía no has leído la primera parte aprovecha y aprende con Fátima sobre periodismo. Eso sí: esta semana nos centramos de lleno en la Facultad, en las herramientas, en el estudio…

Internet MediaLab: ¿Sigue teniendo sentido estudiar Periodismo en una época en la que cualquier persona con una conexión a Internet y un móvil puede hacer periodismo?

Fátima Martínez: Por supuesto, para mí tiene mucho sentido la formación. Yo tengo 34 años ¡y no he dejado de estudiar en la vida! Ahora estoy en Londres con el inglés y aprendiendo una nueva cultura, porque es un nuevo desafío. Todo lo que sea cultural y defenderte ante la vida es fundamental, porque vas a tener que lidiar con muchas batallas. Piensa que el periodismo es un trabajo intelectual, así que en la medida en que entrenes la capacidad intelectual, mayores posibilidades vas a tener a la hora de poder desarrollarte como un buen profesional. Y aun así es complicado, porque vas a tener que luchar contra viento y marea, leer mucho, tener las ideas muy claras y una opinión muy forjada. Fácil no es, pero la formación es fundamental. No cualquier formación: una buena formación.

IML: Como profesora, ¿crees que las facultades preparan bien a los alumnos para los retos que existen en la actualidad? ¿Qué se debería mejorar y potenciar?

F.M.: Creo que la Universidad tiene mucho por hacer, y en este sentido soy muy crítica. La universidad, especialmente muchas universidades en España, tienen que ponerse las pilas, especialmente enseñar a los nuevos alumnos qué es el periodismo móvil, cómo promocionar su marca personal, cómo utilizar las nuevas herramientas digitales y cómo lanzarse a viajar sin tener miedo para contar lo que está pasando. Fundamentalmente, creo que es una cuestión de pasión, y muchas veces esa pasión se transmite en las aulas. A veces los profesores no son periodistas, y es muy importante que el profesor sea un profesional de la información o que esté relacionado con el mundo del periodismo. Conozco profesores que son periodistas y son muy buenos comunicadores. En otros casos es muy buen periodista pero no sabe comunicar como profesor. En la medida de lo posible, que haya una relación o interrelación entre el que está dando una asignatura y su conocimiento real de la asignatura, porque de otro modo es un poco contradictorio. Las universidades tendrán que ponerse mucho las pilas en ese sentido.

IML: ¿Realmente es necesario que todos los periodistas sepan hacer infografías, editar vídeo o tomar fotografías correctamente? ¿Por qué?

F.M.: Eso es imposible. Es imposible que un periodista sepa hacerlo todo. Eso sí, ahora que yo he aprendido fotografía, mi nuevo reto es hacer buenos vídeos. Pero eso es porque yo quiero hacer en un futuro periodismo freelance con vídeo, fotografía y texto. Pero la especialización no deja de ser lo más importante. A medida que hay mayor precariedad, en la medida en que seas más versátil, más te querrá el medio. Pero no puedes saber hacerlo todo, es imposible.

IML: ¿Qué consejo le darías a un joven que esté a punto de graduarse en Periodismo? ¿Hacia dónde debería enfocar su carrera?

F.M.: Un joven que comienza en el mundo del periodismo debería tener las ideas muy claras, que no va a hacer dinero y que va a ser una carrera de obstáculos, dependiendo de su capacidad profesional. Es decir, si tú quieres ser una persona acomodada puedes estar en una redacción y tan feliz, y buscarte la manera de estar dentro de un equipo. Pero si te gusta buscarte la vida yo recomiendo viajar y compatibilizar, colaborar con diferentes medios pero al mismo tiempo tener como una base económica para poder subsistir, porque no es nada fácil.

IML: Entonces, el periodismo ya no es una profesión de un único trabajo, va a ser algo que tendrás que compaginar con otros trabajos.

F.M.: Pero eso es de siempre. Sólo los altos directivos o los periodistas estrella o los que salen en la tele y que tienen un gran reconocimiento público han tenido una buena base salarial. Muchos otros no, y muchos de los grandes periodistas han tenido grandes dificultades para poder llegar a fin de mes. Da la casualidad que muchos de los grandes periodistas han tenido que buscarse la vida y luchar contra viento y marea porque la libertad se paga, la libertad es lo más caro que hay. Muchos periodistas lo han pasado muy mal para mantener su independencia. Otros no, otros están afiliados a buenos medios y eso les da su sustento. Yo creo que los inicios son lo más complicado en cualquier carrera profesional hasta que uno tiene su nombre y encuentra su sitio.

IML: ¿Desaparecerán los corresponsales? Actualmente gracias a herramientas como Skype o Periscope es sencillo y gratis hacer conexiones en directo…

F.M.: Para nada. La forma de trabajar siempre ha sido la misma: buscar fuentes, estar en el lugar de los hechos e investigar bien todo. Al contrario, ayuda. Skype es maravilloso cuando estás fuera, y Periscope es una herramienta para experimentar. No van a modificar nada. La manera de contar historias siempre va a ser la misma: ser lo más honestos posible contando la información. Lo demás es tecnología, y la tecnología es poder y te va a dar poder, pero no lo es todo. Se necesita un cerebro detrás.

IML: ¿Qué herramienta de las existentes tiene mayor potencial para los periodistas? 

F.M.: Te voy a decir las herramientas fundamentales: un portátil cómodo para viajar, una cámara de fotos que pueda hacer vídeo, una grabadora y todo el tema de Internet, redes sociales, blogs… Las herramientas básicas: unos buenos zapatos, una mochila donde te quepa el portátil y un buen iPhone que te permita enviar la información. Si trabajas donde no hay Internet, comprarte un aparato para tener conexión donde vayas. No sólo el bolígrafo y la libreta de toda la vida. Son herramientas para trabajar y hacer crónicas.

IML: ¿Y si sólo llevas un móvil?

F.M.: ¡Necesitas un cargador! A los móviles buenos se les va rápidamente la batería. Siempre es bueno tener grabadora y cámara, aparte del móvil. Todo lo puedes compatibilizar. Un móvil no es suficiente, necesita mucha batería y mucha capacidad. Con un móvil puedes hacer un vídeo, usar Vine… pero necesitas más cosas.

IML: ¿Qué aplicaciones no deberían faltar en el móvil de un periodista?

F.M.: Te lo voy a decir. Twitter, Facebook, LinkedIn… las redes sociales de toda la vida para saber qué es lo que está pasando. Skype, Photoshop Express, un diccionario de idiomas, ahora Periscope para temas de vídeo en vivo, Uber, por si necesitas un taxi, y una nueva app The Guardian Witness, con promoción del periodismo ciudadano donde la gente comparte imágenes en tiempo real sobre acontecimientos que están sucediendo. Y WhatsApp, yo ahora no concibo mi vida sin él, incluso para llamadas. Si puedes llevar una mochila con todo esto, adelante.

IML: Periódicos como El País están creando ediciones digitales fuera de sus fronteras originarias… ¿Está superado el modelo de medios locales, nacionales o regionales cuando el mundo está cada vez más interconectado? 

F.M.: El periodismo local es la base de todo. Los mejores periodistas son los periodistas locales porque son los que mejor conocen la información de todo. Si tú quieres ser periodista internacional te tienes que hacer periodista local o relacionarte muy bien con todos los periodistas locales de allí. Una cosa es el periodismo local, otra el periodismo regional, otra el nacional y otra el internacional. Dentro de la escala internacional hay diarios nacionales que son muy respetables. No podemos decir “es que esto se va a comer a la información local”, no. Es que los mejores fotoperiodistas de Reuters son los locales. Los que mejor conocen la zona son los locales. El periodismo internacional está compuesto por el local de todas las partes del mundo.

IML: ¿Es realista pretender cobrar por contenidos en Internet? 

F.M.: Lo tendrán que hacer muy bien. Vamos a ir viéndolo. Realmente, las grandes marcas están consolidadas. Hay unos intereses económicos y políticos detrás, no van a tener ningún problema en subir información gratuita. El periodista es al final el que se ve marginado, pero siempre que haya unos intereses económicos y políticos detrás, van a estar salvaguardados. Los medios reducen plantilla pero no tecnología, como si fuera la tecnología la que va a salvar el medio, cuando es el periodista. Pero son cosas que pasan. Ya caerán de la burra. Es una carrera a contracorriente: cuanta mayor vocación, peor lo pasas.

IML: ¿Es sensato seguir vendiendo periódicos?

F.M.: Si la gente los compra no voy a ser yo antiperiódicos (risas). En Londres te regalan muchos diarios y además no están mal. Si la gente los compra no tiene por qué haber ningún problema, salvo que no se venden muchas veces y el papel, lamentablemente, supone cortar árboles. Pero el gran reto son los modelos de negocio digitales, y esos modelos de negocio se pueden abordar desde muchos puntos de vista: suscriptores, como hace ElDiario.es, la publicidad de toda la vida, que en El Confidencial supone el 40-50% de los ingresos, lo que demuestra que sigue estando muy presente también en los medios digitales… Y ahora por ejemplo los propios lectores. Yo he pagado 60 euros por una suscripción anual a la revista 5W porque me interesa mucho la información internacional y porque yo quiero hacer información internacional el día de mañana y formar parte de un colectivo de periodistas internacionales. Ahora hay revistas en las que tienes que pagar para poder acceder. O los paywall en otros medios. Hay miles de cosas por experimentar. Y muchos de los medios que han nacido recientemente lo han hecho gracias al crowdfunding.

IML: ¿Qué medio tradicional está marcando el camino a seguir? 

F.M.: Aquí en España el diario El Mundo está apostando por el papel, pero yo creo que el diario El Mundo lo está haciendo bien. Y ElDiario.es también lo está haciendo bien, y están creciendo como equipo. El Confidencial también lo está haciendo muy bien en términos de periodismo digital.

IML: ¿Hacia dónde van los nuevos medios?

F.M.: A la búsqueda de una consolidación, de hacer otro tipo de información, de luchar por un periodismo independiente y de hacer crónicas de otras partes del mundo. Es darle un poco visión a aquellos que no tuvieron voces porque el periodismo internacional, uno de los más interesantes desde mi punto de vista, ha estado un poco marginado porque se requiere mucho dinero. A mí me gusta mucho The Guardian, que ahora está dando master clases para obtener más réditos y más financiación. Pero no es hablar del futuro, es hablar del presente, de lo que está pasando ahora. Hay que vivir el presente e ir adaptándose. Es todo una experimentación y funciona a base de ensayo y error, pero si hay un buen equipo y se sabe montar un modelo de negocio, ¿por qué no?

IML: ¿Qué dará que hablar en el futuro en periodismo?

F.M.: Lo que ya está dando que hablar: todo el tema digital. Cómo fomentar un buen periodismo y cómo hacerlo más abierto desde el punto de vista de la fotografía, multimedia, del vídeo, de maneras de distribución de la información a través de redes sociales, no sólo en el punto de venta… Lo que la gente joven quiere son buenas historias. No hablemos de tecnología ni de innovación: son buenas historias. La gente quiere saber qué está pasando el Aleppo, por qué están viniendo los sirios a Europa, qué está pasando realmente en Siria… El periodismo es contar buenas historias, y no hay más. Si las nuevas tecnologías y los nuevos medios te ayudan a contar buenas historias, adelante. Pero la base de toda la ciencia sigue siendo la misma: saber contar y saber contarlo bien, que es muy complicado.

Una entrevista de Miguel Ángel Ossorio Vega para Internet MediaLab – Complutense.

¿Te ha parecido poco? Pues Fátima Martínez nos ha contado más. El próximo lunes, 19 de octubre, podrás ver un regalo exclusivo que nos ha hecho a todos los lectores de Internet MediaLab.

Comments

Submit a Comment

Too many requests